domingo, 24 de junio de 2012

El caso del Estado Plurinacional de Bolivia


 La política cambiaria aplicada durante la crisis no fue la de devaluar, mantuvo estable el tipo de cambio nominal, lo que provocó una fuerte reacción en distintos sectores. Pero la economía del Estado Plurinacional de Bolivia contaba con argumentos y condiciones muy favorables previas a la crisis, los niveles de las reservas internacionales del Banco Central eran elevados debido a una apreciación muy gradual durante el boom de los precios internacionales, compraron  divisas, siendo  el segundo país de Latinoamérica que contaba con 18,6 meses en términos de importaciones, en el 2003 los depósitos en dólares representaban el 93.3% de los depósitos totales y los créditos 97.6% y el RIN del Banco Central solo cubría una cuarta parte de los depósitos en dólares en el sistemas financiero, pero en el 2008 el RIN les permitía cubrir dos veces y medio el nivel de depósitos en dólares, mostrando un control de la vulnerabilidad,   la deuda externa en el 2003 representaba el 63,5%  del PIB y para el 2008 se redujo al 13,6% de PIB que representaba 2.444 millones de dólares, la deuda interna representaba un 19% y para el 2009 solo un 11% del PIB, la economía boliviana presentaba un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos y déficit fiscales en el 2002, pero desde el 2006 logro revertir esos indicadores con políticas económicas aplicadas en un contexto externo favorable, incluso después de la crisis en el 2009 la economía siguió registrando superávit aunque no en la misma magnitud, el sistema financiero para la crisis del 2008 se encontraba solido, y la supervisión financiera había sido estricta y con adecuadas normas prudenciales mostrando un elevado índice de rentabilidad  patrimonial.   

 Pese a las presiones de los exportadores, medios de comunicación y los analistas de devaluar la moneda nacional el Banco Central Boliviano no responde de la misma manera que lo  hicieron los países vecinos, ya que contaba con sólidos fundamentos económicos, la reacción del BCB fue aumentar la oferta diaria de divisas a niveles que no fueron superados por la demanda, si el nivel del RIN hubiera sido igual al del 2008, se hubiera desatado la crisis cambiaria, además las autoridades monetaria habían realizado pequeñas depreciaciones en el 2006 y en el 2008 pequeñas apreciaciones, subieron la comisión por transferencias de divisas al exterior por parte del sistema financiero y bajaron las comisiones por las recibidas del exterior para desincentivar la realización de transferencias  financieras, medias que no son una restricción cambiaria de acuerdo al FMI, todo estos en un contexto de  fuertes perturbaciones y una significativa caída de los precios de sus exportaciones, la política cambiaria logro mantener el tipo de cambio estable.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada